Violencia de género en la era digital: ¿Las nuevas tecnologías de la comunicación y la información (TICs) empoderan o someten a la mujer?

“Violencia de género en la era digital: ¿Las nuevas tecnologías de la comunicación y la información (TICs) empoderan o someten a la mujer?” (B-SEJ-472-UGR18). Junta de Andalucía. 2020- 2021. IPs: Francisca Expósito y M. Carmen Herrera

La violencia de género es reconocida en la actualidad como un grave problema social y de salud que genera importantes secuelas. Además, esta violencia encarna múltiples formas que también evolucionan acorde a como lo hace la sociedad. Con la incorporación en los últimos años de las nuevas tecnologías de la comunicación en nuestras vidas, la violencia de género también ha encontrado una nueva oportunidad de manifestarse, acorde a la nueva era. Las nuevas formas de socialización son comportamientos derivados del contexto de relación tradicional (offline), aunque adaptados al contexto tecnológico (online). En este sentido, la violencia a través de las TICs, si bien es un problema reciente que manifiesta nuevas formas de ejercer la violencia tradicional, sigue estando causada por las mismas razones, la cultura patriarcal. En el caso de los jóvenes, la investigación ha documentado impactos positivos y negativos derivados de su uso. Así, por ejemplo, las interacciones en línea a través del móvil pueden brindar oportunidades para fortalecer las relaciones con amigos y parejas; sin embargo, estas mismas situaciones se pueden convertir en oportunidades para amenazar, acosar y agredir a otros usuarios.  El ciberespacio genera una nueva área en la que las personas pueden inmiscuirse en la privacidad de los demás, al instante y desde cualquier lugar, sin su conocimiento o consentimiento, lo que dibuja un nuevo campo de acción con nuevas posibilidades tanto positivas como negativas, que deben ser estudiadas en profundidad. Este proyecto pone el foco de atención en el uso de las nuevas tecnologías y el control a través de las mismas, como una forma más sutil de violencia contra las mujeres. Concretamente se centra en el estudio de los hábitos y motivaciones de uso de las redes sociales, el control a través de las TICs, la coerción sexual y sexting, y en la infidelidad online. Los objetivos generales del proyecto son: 1) Analizar el uso de las redes sociales, así como la motivación y consecuencias psicosociales de dicho uso en la vida de los usuarios/as. 2) Analizar y comprender la percepción social de los/las jóvenes adultos/as sobre el control en las relaciones de pareja a través de las TICs, 3) Estudiar las consecuencias del sexting (físicas, psicológicas y sociales) como nueva forma de ejercer coerción sexual hacia las mujeres. 4) Examinar el impacto social, relacional e individual de la infidelidad fomentada a través del uso de las redes sociales y las TICs. Parece indiscutible conjeturar acerca de la magnitud del impacto que las redes sociales tienen sobre la calidad de vida de las relaciones de pareja y del individuo. Es por ello que, se hace necesario investigar en las distintas variables que afectan al bienestar de las personas que sufren conflictos relacionales producto de las redes sociales. Más aún, resulta imprescindible abordar estas cuestiones desde una perspectiva de género, dado que el grado de afectación y la forma en que hombres y mujeres afrontan dicha situación es diferente. Este proyecto pretende abordar el impacto de las redes sociales en la vida de sus usuarios/as así como los efectos de su uso inadecuado, para informar y sensibilizar a la sociedad, consiguiendo evidencias empíricas que redunden en la verdadera etiología del problema para su óptima comprensión, y evite consecuencias negativas en las víctimas, que en su mayoría, se sienten responsables de los abusos y agresiones sufridas y que interfiere en su toma de decisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

    Lab

    Este sitio web, para su mayor disponibilidad y funcionalidad, usa cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario.